martes, 24 de noviembre de 2009

Pensamientos Motivadores



Cada día es mejor sin importar los obstáculos.
Los obstáculos pueden ser la escalera para llegar al éxito.
Si uno es lo que piensa, entonces pensemos en grande.
La mayor alegría que debes tener es que Dios te ama.

Los ricos no están completos. Falta usted.
Loro viejo no aprende a hablar porque no le dan la oportunidad.
Prepárate para recibir lo que piensas que te corresponde en esta vida, por eso debes pensar en grande.
Los mejores resultados que puedes obtener en un trabajo lo va a permitir la concentración que pongas en ello.

Salir adelante sin dejar de pensar en los problemas es difícil pero tiene más motivación cuando logras hacerlo.
Despréndete de todo lo que te estorbe y si quieres salir adelante tienes que sacrificar algo que no te devuelve la vida y se llama Tiempo.
Todo sacrificio que tenga pasión será recompensado desde cualquier punto de vista. Aprende a tener pasión por lo que hagas.
Motivemos a nuestro cerebro a sentirse bien con los logros obtenidos e impulsémonos a ser mejor cada día.

Todos tenemos derecho a ser feliz, pero es una decisión de debemos tomar.
Una persona feliz puede mover el mundo a su favor.
Formemos ahora parte de las personas que mueven el mundo cada día.

Pertenecemos a Dios
Si pensamos un poco, siempre son mayores las cosas buenas que las malas que nos pasan, sin embargo cometemos el error de concentrar el mayor tiempo de nuestra vida en las cosas malas que nos pasan.
Concentrémonos en las cosas buenas que nos pasan y olvidemos las cosas malas para que obtengamos mejores resultados.
Si somos lo que pensamos, entonces pensemos lo mejor, y hagamos lo mejor.

Es mejor decir “Lo intenté y lo seguiré intentando si es posible”
que decir “sigo fracasando y no quiero más”.
Dios nos ha regalado algo muy preciado que no tiene precio y se llama “TIEMPO”, usémoslo bien para poder alcanzar nuestros sueños y metas.

Busquemos la forma de motivarnos y lograremos hacer cualquier cosa o cumplir cualquier sueño u objetivo planeado. Solo la motivación lo hace posible con la ayuda de Dios.
La lectura es muy favorable para nuestra vida. Es la forma como podemos ejercitar el cerebro y así nada se nos olvidará. Mientras más leamos más aprendemos y podremos hacer grandes cosas.



El mundo no cambiará por ti, pero tus pensamientos si lo harán.

Cada minuto que pasa tienes la gran oportunidad que te brinda la vida para cambiar y poder ser mejor para Dios, para ti y para los demas.
Publicar un comentario